Reclamar indemnización por paraplejia o tetraplejia en accidente de tráfico: guía 2024 con todo lo que incluye

Ojalá nunca tengas que reclamar una indemnización por paraplejia/tetraplejia en un accidente de tráfico.

Estas lesiones medulares tan graves afectan a la vida de la víctima para siempre, pero, además, supone también un verdadero drama para sus familias.

Nadie está preparado para sufrir este tipo de daños, y mucho menos a consecuencia de un siniestro de circulación.

A los problemas propios de cualquier reclamación por un accidente se unen otros obstáculos que dificultan mucho más este tipo de reclamaciones.

Ninguna indemnización va a devolver a la víctima lo que pierde después de sufrir una paraplejia/tetraplejia en un siniestro.

Pero reclamar ese dinero (y hablamos de cuantías muy elevadas) es un derecho del perjudicado, y, además, lo necesita para su vida futura teniendo en cuenta las secuelas que va a padecer para siempre.

Estos procesos suelen ser largos, costosos para la víctima y su familia, y generan mucha incertidumbre y dudas al no saber qué reclamar, cómo hacerlo, y el modo de calcular este tipo de indemnizaciones.

El papel del abogado especialista en grandes lesionados es fundamental: hacen falta conocimientos, experiencia y saber muy bien qué pedir y cómo hacerlo para que la víctima sea completamente indemnizada, tanto de presente como en su futuro.

Reclamar indemnización por paraplejia/tetraplejia en accidente de tráfico: en qué se diferencian ambas lesiones

Si dejamos a un lado el fallecimiento por accidente de circulación, podemos afirmar sin lugar a dudas que una lesión medular es lo más grave que puede ocurrirle a la víctima de un siniestro.

Son daños muy incapacitantes que provocan una parálisis parcial o total del cuerpo, y que requieren periodos de tiempo muy largos para su tratamiento y estabilización, dejando gravísimas secuelas para toda la vida.

La causa principal de una paraplejia/tetraplejia es el accidente de circulación, seguida de las negligencias médicas.

Ambas lesiones tienen en común el ser daños que afectan a la médula espinal, y a consecuencia de los mismos el lesionado pierde su autonomía personal en mayor o menor grado, sufriendo importantes limitaciones en la actividad de su día a día.

Sin embargo, las consecuencias de cada lesión son diferentes:

➯La paraplejia afecta a la parte torácica o lumbar de la médula: la víctima puede utilizar la parte superior de su cuerpo, pero tiene paralizada la parte inferior.

En los casos más graves esta parálisis puede afectar a otros órganos del cuerpo y provocar otros efectos y dolencias cuando la parálisis de las piernas es total, como la incontinencia o afecciones en los órganos intestinales.

➯En la tetraplejia el daño es mayor, se localiza entre las vértebras C7 y C1 y provoca una parálisis de las cuatro extremidades y del tronco.

La pérdida sensorial, de fuerza y movilidad puede ser más o menos severa según la gravedad de la lesión, y suele afectar a otras funciones del organismo como la digestión o la respiración.

 

Los obstáculos que se encuentra la víctima para reclamar una indemnización por paraplejia/tetraplejia en accidente de tráfico

En un siniestro de circulación donde la víctima sufre lesiones tan graves ocurren varias cosas:

➯Por un lado, tiene que enfrentarse a una complicadísima situación tanto física como anímica.

➯Por otro, no está en condiciones de tomar decisiones, y mucho menos de enfrentarse a trámites burocráticos y llamadas de aseguradoras y peritos médicos.

➯Además, todo es nuevo tanto para la víctima como para la familia: por dónde empezar, qué hacer, dónde acudir para tratarse, qué puede (y no puede) hacer la aseguradora del culpable y la propia…

Esta situación se traduce en varias palabras que los abogados especialistas en accidentes utilizamos muy a menudo:

➡️Desinformación.

➡️Desconocimiento.

➡️Indefensión.

A partir de aquí, hay varios obstáculos en una reclamación de indemnización por paraplejia/tetraplejia que condicionan, y mucho, el resultado que se puede conseguir para la víctima perjudicada.

Cómo actúan las aseguradoras frente a este tipo de lesiones graves

Hemos hablado muchas veces del papel de las compañías de seguros frente a un accidente de circulación.

Aunque desempeñan una función como entidades aseguradoras, cuando se trata de pagar las cosas cambian, y mucho.

Como puedes imaginar, las aseguradoras prestan un servicio importante en la sociedad, pero están ahí para ganar dinero.

Por tanto, los pagos de indemnizaciones, cuando toca hacerlos, no son precisamente de su agrado.

Por eso, y porque al final intentan mejorar año tras año su cuenta de resultados, tienden siempre a minimizar sus valoraciones para pagar las indemnizaciones más bajas posibles.

Eso cuando pagan, porque hay una mínima duda sobre quién tiene la culpa o no en un siniestro, van a partir siempre de negar su responsabilidad.

De esta forma obligan a la víctima a meterse en un procedimiento judicial, porque saben que hay lesionados a quienes les echa para atrás acudir al Juzgado.

Cuando hablamos de lesiones muy graves como una paraplejia o una tetraplejia, las indemnizaciones se disparan y alcanzan cuantías muy elevadas.

En estos casos ocurren dos cosas:

✔Si la culpa está clara y no tienen modo de rebatirla, intentarán siempre pagar lo mínimo posible.

✔Si la culpa es dudosa, es un accidente con versiones contradictorias o hay una posible concurrencia de culpas, su respuesta va a ser NO indemnizar.

 

Todo esto perjudica a la víctima de cualquier siniestro, pero en un caso de indemnización por lesiones graves en accidente puede suponerle perder miles de euros que por derecho le corresponden.

La dificultad para calcular este tipo de indemnizaciones y entender el Baremo de Tráfico

Aunque más adelante hablaremos de qué incluyen las indemnizaciones por casos muy graves, es importante incidir en el problema para calcularlas.

El Baremo de Tráfico es la normativa que se utiliza para hacer el cálculo de una indemnización por accidente.

Se trata de un compendio de artículos y Tablas muy complicadas de entender, pero, sobre todo, muy difíciles de aplicar bien al calcular las cantidades a pagar por una aseguradora.

Esto es así por dos motivos:

➯Primero, porque estas indemnizaciones no consisten en sumar y ya está.

La mayoría de los conceptos incluidos en el Baremo contienen horquillas de puntos y de cantidades, con un mínimo y un máximo. 

Se valora más o menos y se pide más o menos puntos o dinero según la gravedad del daño.

Las aseguradoras siempre valoran en mínimos, porque así pagan menos, y por ello sus ofertas motivadas de pago siempre son inferiores a las que por derecho corresponden a la víctima.

En una indemnización de muchos miles de euros por una paraplejia o tetraplejia, esto significa perder mucho dinero.

➯Segundo, porque no conocer el Baremo y no tener ayuda legal para calcular la indemnización supone no saber si la aseguradora está o no pagando todo lo que corresponde.

(y ya decimos que nunca pagan todo lo que deberían).

Es muy difícil para la víctima de un siniestro saber si la oferta de una compañía de seguros está bien o no sin saber qué conceptos o cantidades pueden pedir.

La ayuda legal: proceso, trámites, ayudas públicas y pagos a cuenta

Cuando una víctima sufre unas lesiones tan graves como una paraplejia o una tetraplejia, no puede estar pendiente (y su familia tampoco) de trámites legales, comparecencias en el Juzgado, o llamadas de las aseguradoras.

En esos momentos lo único que necesitan el lesionado es concentrar toda su atención en su tratamiento, recuperación y bienestar, y lo mismo la familia.

Pero es que, además, el accidente abre un proceso lleno de trámites donde es imprescindible la ayuda legal.

Por ejemplo, en ocasiones la víctima y su familia no disponen de medios económicos para hacer frente a los gastos iniciales de hospital, traslados, centros para tratar lesiones medulares, o médicos especialistas.

Esto debe ser cubierto de inmediato por la aseguradora, y para ello es necesario requerirles para que vayan haciendo pagos a cuenta de la indemnización final que ayuden a sufragar todos estos gastos.

Por otro lado, accidentes tan graves pueden conllevar actuaciones penales, a partir de un Atestado que se remite al Juzgado, que requieran la intervención de un abogado.

Además, víctimas con lesiones graves como una paraplejia o tetraplejia suelen tener derecho a otro tipo de ayudas públicas: desde prestaciones por asistencia derivadas de su situación de dependencia hasta una incapacidad permanente que supone una pensión de por vida.

Todo ello hay que gestionarlo y tramitarlo bien, y ni la víctima ni su familia está para ocuparse de todos estos trámites que también son necesarios.

Esto y mucho más es lo que hacemos los abogados de tráfico: nuestro trabajo consiste en liberar al perjudicado de todo aquello que podemos hacer en defensa de sus derechos, para que sólo se ocupe de su restablecimiento.

Qué se puede reclamar en una indemnización por paraplejia o tetraplejia en accidente de tráfico

Vamos a tratar de explicar de forma sencilla todos los conceptos que se reclaman en una indemnización por paraplejia/tetraplejia.

Es muy importante tener en cuenta que cada caso es diferente y que hay que valorar las circunstancias particulares de la víctima para saber todo lo que se puede pedir.

La indemnización en un accidente con lesiones consistentes en una paraplejia o tetraplejia pueden dividirse en tres grandes grupos:

  • Las lesiones temporales (tiempo de curación y secuelas).
  • Las indemnizaciones adicionales que se valoran y pagan según las circunstancias particulares de la víctima.
  • El pago de los conceptos incluidos en lo que se llama el perjuicio patrimonial.

Las lesiones temporales

Esta parte de la reclamación consiste en el pago de dos conceptos:

  • El periodo de incapacidad temporal, es decir, los días que has tardado en curar que se cuentan desde el accidente hasta que el médico cursa el alta médica.
  • Las secuelas funcionales o estéticas que queden a la víctima después de recibir el alta por estabilización lesional.

¿Cómo se valoran?

Los días de incapacidad temporal

El Baremo divide el pago de estos días atendiendo a su gravedad, según el lesionado haya necesitado estar en la UCI, en un hospital, se encuentre de baja laboral o incapacitado para hacer las tareas normales de su día a día o esté en tratamiento rehabilitador.

Según lo anterior los días a pagar se dividen así:

➡️Perjuicio personal básico, que se pagan a toda víctima por el hecho de haber sufrido el accidente.

➡️Perjuicio personal particular, que se divide a su vez en días muy graves, graves o moderados, en función de si han sido días de UCI, de hospital o de baja o incapacitación.

Cada uno de estos días vale un dinero, por lo que debe hacerse el cálculo en función de cada caso concreto y cómo ha sido este periodo para la víctima.

En un lesionado con paraplejia o tetraplejia la mayoría de los días a computar serán de perjuicio particular muy grave o grave, debido a la severidad de las lesiones.

Las secuelas

Son todas esas limitaciones físicas o psíquicas (secuelas funcionales) o perjuicios estéticos (secuelas estéticas) que le quedan a la víctima de forma permanente tras el alta médica.

Se valoran en el Baremo de Tráfico por un sistema de puntos, y muchas de ellas tienen una horquilla con un mínimo y un máximo, que se gradúa según la severidad de la secuela.

Secuelas funcionales y estéticas se calculan por separado, y teniendo en cuenta la edad de la víctima en el momento de sufrir el accidente.

¿Cómo se calcula esta parte?

Aquí hay dos problemas:

✔Que el cálculo no se hace de forma aritmética, porque en un lesionado muy grave hay muchas secuelas, y es necesario utilizar una fórmula (La fórmula de Balthazar) para determinar cuántos puntos finales se reclaman.

✔Que las aseguradoras siempre van a valorar los puntos en mínimos, sin tener en cuenta la mayor o menor gravedad de la secuela, y eso supone una diferencia de miles de euros que perjudica los intereses de la víctima.

 

Por eso es tan importante la ayuda de un abogado para calcular la indemnización por secuelas en accidentes graves.

En una paraplejia o tetraplejia el Baremo tiene en cuenta la zona dónde se ha producido el daño medular, de la siguiente forma:

➡️Tetraplejia:

  • Se conceden 100 puntos cuando se ha dañado la vértebra C4 o más arriba, porque aquí la víctima va a tener que estar toda su vida conectada a un respirador.
  • Se pagan entre 96 y 98 puntos cuando resulta dañadas las vértebras C5-C6, donde el perjudicado puede tener en su parte superior del cuerpo algo de movilidad.
  • Se pagan entre 93 y 95 puntos si la lesión está localizada entre las vértebras C7-C8, porque el lesionado puede tener movimiento en su parte superior.

➡️Paraplejia:

  • Se pagan 90 puntos cuando la lesión afecta a la vértebra D1.
  • Serán entre 85 y 87 puntos si afecta a las vértebras D2-D5.
  • Se pagan entre 80 y 84 puntos los daños localizados en las vértebras D6-D10.
  • Se indemnizan entre 75 y 79 puntos cuando la lesión afecta a las vértebras D11-L2.

Insistimos, no obstante, en que el cálculo no es automático, y hay que valorar muy bien el alcance y severidad del daño en cada víctima para pedir lo que le corresponda por secuelas.

Las indemnizaciones específicas del Baremo para lesiones por paraplejia/tetraplejia

Cuando hay lesiones muy severas el Baremo de Tráfico recoge el pago de otras cantidades que hay que valorar una a una para ver si pueden reclamarse.

En casos de paraplejia/tetraplejia estas indemnizaciones adicionales se reclaman prácticamente en todos los casos, pero hay que determinar qué cantidad concreta se pide para cada víctima en particular.

Son las siguientes:

Daños morales complementarios por perjuicio psicofísico

Hay que reclamar este concepto siempre que el perjudicado tenga una secuela cuyo valor sea de 60 puntos o la suma de todas las que tiene llegue a 80 puntos o más.

Perjuicio moral por pérdida de calidad de vida

Es otra cantidad adicional que se paga atendiendo al grado de pérdida de autonomía personal de la víctima, que en un lesionado medular grave va a quedar muy limitada o va a perder completamente, según el tipo de daño.

Se valora en grados, incluyendo el Baremo 4 grados que vienen a ser parecidos a los de las incapacidades laborales.

Pérdida de calidad de vida que afecta a los familiares del lesionado

La familia de la víctima de una paraplejia o tetraplejia también se ve afectada, ya que va a tener que dedicar mucho tiempo (incluso toda la vida) a su cuidado y atención.

Esta indemnización trata de compensar este perjuicio causado a la familia y se paga siempre que la suma de puntos de las secuelas sea igual o superior a los 80 puntos.

Una vez más, el cálculo de todos estos conceptos está en función de la severidad y alcance de las lesiones y secuelas del perjudicado, que hay que valorar de forma personalizada.

El pago del perjuicio patrimonial a la víctima de una paraplejia/tetraplejia

En un lesionado medular el perjuicio patrimonial se reclama siempre, y este pago sirve para atender las necesidades de la víctima no sólo presentes, sino también todas las que requiera en el futuro.

Su cálculo es muy complejo y en ocasiones es necesario utilizar la ayuda de profesionales expertos en cálculos actuariales, para valorar cuánto puede costar cubrir las necesidades de todo el tiempo de vida que le queda a la víctima.

En este apartado se reclaman dos conceptos diferentes: lucro cesante y daño emergente.

¿Qué se indemniza como lucro cesante?

Paga las posibles pérdidas económicas que sufre la víctima por culpa del siniestro relacionados con su profesión laboral y se calculan a partir de las Tablas 2.C.7 y 2.C.8 del Baremo.

Esta parte es importante en una paraplejia/tetraplejia porque la víctima no va a poder continuar desempeñando su actividad laboral como antes del accidente.

Para reclamar el lucro se contemplan dos escenarios:

  • Si el perjudicado trabajaba cuando tuvo el siniestro se valora la incapacidad que va a tener a partir de ahora (algo parecido a las incapacidades laborales) y según el grado de incapacidad se paga una u otra cantidad.
  • Si el perjudicado no trabajaba cuando sufrió el accidente se valora en una cuantía económica el hecho de no poder trabajar de por vida a consecuencia de los perjuicios sufridos.

¿Qué se indemniza como daño emergente?

Este concepto es importantísimo, porque cubre todos los gastos y necesidades que va a tener el lesionado en el futuro.

El Baremo establece aquí diferentes conceptos y unas cantidades asignadas a cada uno de ellos, y según cómo haya quedado la víctima tras el alta habrá que valorarlas una a una para ver qué puede reclamarse en cada caso concreto.

Los gastos que pueden pedirse en este apartado son:

  • Los que necesite la víctima para su asistencia médica de por vida, sean hospitalarios, ambulatorios o a recibir en su domicilio.
  • Los que requiera por cambios de prótesis y ortesis, que deben estar prescritos y refrendados por el informe del especialista médico.
  • Los de rehabilitación, que puede necesitar toda su vida, a recibir en un Hospital o en casa, según el caso.
  • Los de ayuda de una persona para atender sus necesidades diarias, como ayudarle a vestirse, asearse o comer.
  • Los gastos por ayudas técnicas que sean necesarios para el cuidado del paciente, como aparatos médicos específicos que requiera.
  • Los que hagan falta para adaptar o reformar su vivienda a sus nuevas circunstancias funcionales y médicas.
  • Los que cubran sus necesidades de movilidad, como la adaptación de su vehículo o la compra de uno adaptado a sus circunstancias.

Resumiendo:

➯Reclamar una indemnización por paraplejia/tetraplejia en un accidente es un proceso largo, complejo y comprende muchos conceptos a tener en cuenta.

Calcular este tipo de indemnizaciones es inviable cuando no se tiene ayuda legal, dada la complejidad del Baremo y que el cálculo nunca es automático.

➯Este tipo de lesiones tan graves dan lugar a indemnizaciones muy elevadas, y un error o la falta de asesoramiento supone para la víctima perder mucho dinero que va a necesitar para su asistencia el resto de su vida.

Nuestro trabajo en Abogados Lesiones va mucho más allá del mero asesoramiento legal: queremos ser el apoyo integral que tanto víctima como familiares necesitan en un momento tan delicado.

Contamos con todo un equipo de profesionales que requieren estos casos para cubrir todas las necesidades de la víctima: legales, periciales, laborales y humanos.

Contacta con nosotros y cuéntanos tu caso o el de tu familiar en una consulta sin compromiso para resolver tus dudas, podemos ayudarte a reclamar.

No olvides nuestra garantía: si no ganamos, no cobramos.

Puedes enviarnos el formulario de consulta o llamarnos al  678 683 391