Testigos en accidente de tráfico: cómo te ayudan en la reclamación de tu indemnización

 

La importancia de los testigos en un accidente de tráfico es tal que te puede suponer ganar una reclamación que estaba (aparentemente) perdida.

Decimos perdida porque la aseguradora te estaba poniendo problemas, no porque no tuvieras derecho a reclamar.

Una gran parte de los siniestros que ocurren cada día son motivo de discusión por el eterno tema que trae de cabeza a las víctimas: la culpa.

Puedes ser culpable del accidente o no.

Puede que te digan que tienes la culpa, pero tú tengas claro que no es así.

Puede, incluso, que parezcas aparentemente responsable, pero en realidad no lo seas y estés renunciando a una indemnización que te corresponde.

Por poder, pueden pasar muchas cosas con la culpa.

Y cuando hay problemas o dudas con la culpa, tienes asegurado el NO de la compañía a indemnizarte.

En este escenario, el papel de los testigos es muy importante.

Puede ser la diferencia entre poder reclamar tu indemnización o no.

Como abogados especialistas en accidentes de tráfico en Madrid hemos utilizado muchas veces a los testigos para ganar las indemnizaciones que reclamamos para nuestros clientes.

A ti también podemos ayudarte, y recuerda que debes asesorarte incluso si la compañía te dice que eres la parte responsable (porque muchas veces no tendrás culpa alguna).

Por qué los testigos en accidente de tráfico pueden ser una pieza clave en tu reclamación

Cuando tienes un accidente de tráfico lo más normal es que no tengas ni idea de qué hacer en esos primeros momentos.

Confusión, el shock habitual, dudas, y mucha falta de información.

Es posible que pienses que al ser la víctima no vas a tener problemas para reclamar.

Error.

Lo más probable es que tengas dificultades siempre, y lo peor es que no conoces los obstáculos que te vas a encontrar.

Tu aseguradora no va a hacer nada por ayudarte, salvo buscarte a un tramitador o letrado que (supuestamente) se va a ocupar de defender tus intereses frente a la otra compañía.

Pero esto en realidad no es así.

Las compañías tienen entre ellas una serie de convenios que utilizan para compensar los accidentes con un “yo pago esto y tú pagas esto otro”.

Tú eres un expediente con un número que hay que resolver y siempre con un objetivo: pagar lo menos posible o no pagar cuando haya alguna duda con la dinámica del siniestro.

Y aquí llega el primer gran problema de tu reclamación: acreditar la culpa.

¿Por qué?

Porque si tienes la culpa exclusiva del accidente NO puedes reclamar una indemnización.

OJO, hablamos de culpa exclusiva, es decir, que tengas TODA la responsabilidad en el siniestro.

Como ya estarás imaginando, hay muchos accidentes donde no es nada sencillo demostrar quién tiene la culpa.

En estos casos es donde las compañías de seguros declinan amablemente hacerse cargo del pago de la indemnización.

Te van a enviar lo que se llama una “respuesta motivada”, que es una comunicación donde te explican, básicamente, que no te pagan porque:

➡️Te consideran culpable…

➡️Su asegurado mantiene una versión distinta a la tuya…

➡️No está clara la dinámica del accidente…

…. y cualquier otro motivo que se les ocurra relacionado con la responsabilidad.

Cuando llega este punto pueden ocurrir dos cosas:

✔Que te “creas” lo que dice la aseguradora y te olvides de reclamar quedándote sin indemnización (y es posible que tengas derecho a ella).

✔Que no estés de acuerdo con la negativa del seguro a pagarte y decidas asesorarte legalmente.

Nuestra recomendación: no esperes a este momento, el asesoramiento debe ser cuanto antes para no cometer errores que puedan hacer peligrar una futura reclamación.

Recopilar pruebas para probar la culpa en el accidente de tráfico

En este escenario que hemos descrito estás en un punto muerto, porque si no puedes acreditar la culpa del contrario no vas a poder reclamar tu indemnización.

Llega el momento de ponerse a recopilar pruebas que puedan ayudarte a demostrar que la responsabilidad no es tuya, y ahí entran:

➡️El Atestado, un documento elaborado por los agentes de la autoridad donde analizan las circunstancias del siniestro y determinan quién es responsable.

Con un Atestado a tu favor es muy difícil que la aseguradora mantenga su negativa a pagarte, aunque hay Atestados y Partes de Accidente que pueden no ser concluyentes e incluso equivocarse (tu abogado te dirá qué hacer en estos casos).

➡️El Parte amistoso de accidente: siempre que puedas formalízalo con el otro conductor, pero asegurándote de rellenar correctamente todos los apartados.

Es fundamental indicar cómo ha sido, hacer bien el croquis, indicar que hay víctimas incluso leves, poner todos los daños materiales, y que te lo firme el conductor contrario.

➡️Los testigos del accidente de tráfico, que han presenciado el siniestro, y cuyo testimonio es clave siempre que haya discusiones con la culpa.

De hecho, muchos testigos han dado la vuelta a un caso consiguiendo que la aseguradora acabe pagando una indemnización que negaban al principio.

En qué casos más conflictivos pueden ayudarte los testigos de un accidente

Entre ser culpable de un siniestro en todo, en parte, o no serlo hay infinidad de posibilidades.

Sin embargo, hay determinados accidentes que son especialmente complicados o las versiones son muy controvertidas.

En estos casos los testigos pueden ser la prueba clave para demostrar quién es responsable y poder conseguir la indemnización por los daños sufridos.

Aquí te dejamos algunos de los supuestos que más problemas dan:

Las rotondas

Determinar quién tiene la culpa de un accidente en una rotonda suele ser motivo de discusión siempre.

Aquí no hablamos del clásico alcance cuando vas a acceder a la rotonda.

La dificultad se plantea cuando el golpe ocurre circulando por el interior de la rotonda, y suele ser cuando otro vehículo invade el carril por el que circulas.

Puede ser un golpe lateral, pero la situación más complicada se da cuando el contrario se “cuela” en tu carril delante de ti de tal forma que no puedes evitar colisionar con su parte trasera.

Como en casi todos los casos quien golpea por detrás tiene la culpa, imagina lo que puede ser demostrar aquí que el siniestro no es responsabilidad tuya.

Coches fugados

Cuando te ha golpeado un coche y se ha dado a la fuga tu problema consiste en probar que el accidente ha existido y que hay un responsable que no eres tú.

Aunque aquí te indemniza el Consorcio de Compensación de Seguros, es necesario que acredites el siniestro, y aquí los testigos son imprescindibles para demostrarlo.

Colisiones múltiples

Si te ves involucrado en un accidente en cadena donde participan varios vehículos, sus aseguradoras van a intentar culpar a otro para evitar el pago.

En estos casos suele haber varias colisiones simultáneas y eso dificulta determinar qué vehículo ha colisionado primero para saber quién tiene la culpa.

Cuantos más intervinientes, más difícil será reclamar.

Aquí pueden servirte como testigos otros conductores involucrados en el mismo accidente.

Atropellos

Si te han atropellado es fácil que tengas lesiones graves y la aseguradora de turno buscará la manera de evitar pagarte echándote la culpa.

Esto es muy habitual en los atropellos fuera de un paso de peatones o cuando están regulados por un semáforo, porque intentarán demostrar que has cruzado en rojo para no pagar.

Es muy fácil que haya testigos presenciales de un atropello, quienes podrán ayudarte a defender tu versión del accidente.

Transporte público

Te has caído en el interior de un autobús por culpa del conductor del autobús o porque un tercero se cruza en su trayectoria obligándole a frenar.

¿Quién tiene la culpa?

¿Y si la aseguradora te dice que te has caído por culpa tuya, por no te agarrabas bien?

Para reclamar una indemnización por accidente en transporte público puedes utilizar a los testigos y demostrar que no es tu responsabilidad y tienes derecho a indemnización.

Hay otros muchos siniestros donde puedes tener problemas, como los que ocurren en las intersecciones o si circulas en bici el clásico accidente de bicicleta con la puerta abierta de un coche estacionado.

En todos estos casos el papel de los testigos es fundamental para ayudarte a conseguir tu indemnización.

Cómo intervienen los testigos en un accidente de tráfico: supuestos habituales

Los artículos 360 y siguientes del Código Civil hablan de los testigos, que son personas ajenas a las partes que pueden aclarar hechos controvertidos que han presenciado, como un siniestro.

Es importante que sepas que un testigo puede ayudarte en un juicio, pero también puede servirte para conseguir que la compañía de seguros te indemnice por un acuerdo amistoso.

Eso sí, siempre vas a necesitar la ayuda de un abogado experto en siniestros, porque es necesario presentar al testigo y su declaración cuando sea necesario de la forma adecuada.

¿Qué problema puedes tener?

Para algunas víctimas la confusión y el shock habitual después de un siniestro pueden impedirles actuar con diligencia y pedir los datos a los testigos presenciales.

Otro problema es que tengas lesiones graves y los servicios de asistencia sanitaria te trasladen de inmediato a un Hospital sin que puedas manifestar tu versión del accidente o tomar datos de testigos.

En estos casos intenta en cuanto estés en condiciones de hacerlo acudir a la Policía a declarar para dejar constancia de cómo se produjo el siniestro.

Ten en cuenta que si te evacúan es fácil que el conductor culpable intente echarte la culpa a ti dando una versión diferente de los hechos.

Lo que debes tener en cuenta:

➯Si hay testigos y firmas un parte amistoso con el conductor contrario, incluye sus datos en el documento, incluyendo teléfono de contacto.

➯Si llamas a la Policía y acuden para hacer un Atestado o parte de accidente, procura que hablen con los testigos presenciales e incluyan sus datos en el informe, en especial si el otro conductor mantiene una versión distinta a la tuya.

➯Siempre que estés en condiciones físicas para poder hacerlo, apunta nombres y apellidos, DNI y teléfono de cualquier persona que haya presenciado el siniestro, aunque te parezca que el accidente está claro o el contrario te dé la razón (muchas veces cambian luego de opinión).

Nuestra experiencia nos ha demostrado que las personas que presencian un accidente están siempre dispuestas a ayudar a la víctima.

Incluso hay veces que ellas mismas se ofrecen voluntariamente a dejar sus datos porque han visto lo ocurrido y saben que puedes tener problemas para reclamar los perjuicios sufridos.

Pero, además, suelen ser los primeros que acuden en auxilio de las víctimas tras el accidente y en muchas ocasiones se ocupan también de llamar a los servicios de emergencias o a la Policía.

En realidad, podemos decir que ayudar a la víctima de un accidente contando lo que hemos visto es parte de nuestros deberes como ciudadanos.

El papel de los testigos en accidente de tráfico cuando reclamas una indemnización en vía amistosa para intentar el acuerdo

Es cierto que los abogados utilizamos a los testigos sobre todo cuando interponemos un procedimiento judicial contra la aseguradora del culpable.

Es obvio que son esos casos donde la compañía sigue negándose a pagar porque te considera responsable.

Pero también es cierto que en Abogados Lesiones hemos conseguido que paguen la indemnización negociando en vía amistosa apoyándonos en la prueba de los testigos.

En estos supuestos lo que hacemos es poner en conocimiento de la aseguradora que tenemos testigos presenciales del accidente.

Puede pedirse una declaración jurada donde se identifican y cuentan qué vieron el día del siniestro.

La compañía vuelve a valorar el caso y decide si acepta responsabilidad en función de las manifestaciones del o los testigos.

Como abogados negociamos con la aseguradora y ya se les avisa de que si no aceptan indemnizar procederemos a interponer demanda en el Juzgado.

Cada compañía es distinta, y en función del caso, tipo de accidente, declaración del testigo, y nuestra pericia como letrados podemos conseguir que acepten responsabilidad.

El papel de los testigos en accidente de tráfico cuando tienes que reclamar tu indemnización en el Juzgado

Si la vía amistosa de la negociación no da resultado a pesar de que la aseguradora sabe que tenemos testigos presenciales, habrá que acudir a un procedimiento judicial.

Esto ocurre en los casos más controvertidos que hemos visto y también en los siniestros con grandes lesionados o cuando reclamamos una indemnización por fallecimiento en accidente de tráfico.

¿Cómo funcionan los testigos en un juicio?

➯En la demanda contra la compañía ya hacemos constar que hay testigos presenciales, incluyendo sus datos y anunciando que se va a solicitar su testimonio como prueba testifical.

➯En la audiencia previa se presentan como medio de prueba pidiendo su citación, y el Juez debe acordar la práctica de esta prueba para poder llevarlos al acto del juicio.

➯En la vista del juicio oral ambas partes (abogado de la víctima y abogado de la compañía) e incluso el Juez pueden hacer preguntas al testigo encaminadas a aclarar las circunstancias del accidente (o rebatirlo en el caso de la parte contraria).

➯El Juez tendrá en cuenta la prueba testifical a la hora de dictar sentencia, y podemos asegurarte que los testigos tienen mucho peso en la mayoría de los procedimientos judiciales.

Esto es en términos generales cómo funcionan las testificales, porque puede haber particularidades y circunstancias especiales según cada caso concreto.

Resumiendo:

➡️Los testigos en un accidente de tráfico son imprescindibles cuando una aseguradora te discute la culpa y pueden ser la prueba necesaria para garantizar tu indemnización.

➡️Es importante actuar con diligencia siempre que sea posible recabando los datos de los testigos en el mismo lugar del siniestro.

➡️El testigo puede ayudar tanto en una negociación amistosa como en un procedimiento judicial.

En todos estos años hemos ganado muchas reclamaciones a nuestros clientes utilizando como prueba principal a los testigos presenciales.

Recuerda que cuanto antes te asesores más fácil será preparar esta prueba y organizar tu reclamación para garantizarte una indemnización justa por tus lesiones y daños.

En Abogados Lesiones estamos deseando ayudarte para que te despreocupes de la reclamación y te centres es restablecerte cuanto antes.

Además, puedes tramitar tu accidente de tráfico con ayuda legal gratuita utilizando tu cobertura de defensa jurídica que te da derecho a elegir un abogado de tu confianza, que vamos a tramitarte sin ningún coste para ti.

Cuéntanos aquí qué necesitas y recibe sin compromiso una valoración de tu caso y toda la información que te interesa saber para reclamar con garantías.